Los cenotes como camino al inframundo en la cultura maya | www.belaircancun.com
Viaja HOY,
DESPUÉS pagas

Reserva en Linea o Llama Sin Costo al: 01 800 523 2223

PROMOCIONES

Los cenotes como camino al inframundo en la cultura maya

Por Montserrat Chávez 10-07-2019

Los Mayas son una de las culturas más recordadas por su desarrollo de conocimientos científicos, arquitectónicos y de astronomía, tienen presencia en varios países de Latinoamérica como México, El Salvador, Honduras, Guatemala y Belice. La cultura Maya tiene creencias politeístas, es decir, creen en la existencia de varios dioses, a quienes les atribuyen la creación del mundo y los fenómenos de la naturaleza, estas explicaciones sobre la vida, realizadas por los mayas, se encuentran recopiladas en su libro Popol Vuh.

Aunque la mayoría de las personas en México consideran que los pueblos originarios son cosa del pasado, es importante saber que en la actualidad aún viven alrededor de 800 mil personas hablantes de lengua maya y sus variantes regionales, los cuales se agrupan en los estados de Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

Portada del libro Popol Vuh, por el Fondo de Cultura Económica

En la actualidad las personas originarias de culturas mayas más reconocidas a nivel internacional son: la Premio Nobel de la Paz 1992 guatemalteca Rigoberta Menchú, y el compositor mexicano Armando Manzanero.

A pesar de que en la actualidad los mayas viven con muchas carencias, es importante reconocer y apreciar su cultura, que alguna vez fue una de las más importantes de la región sur de México y centro de América, y que forma parte importante de nuestro país. En este artículo te contamos sobre una de sus creencias, que mezclan la muerte y los cenotes.

Para los mayas la muerte no era el fin de alguien, sino que representa un ciclo continuo, que implica fases de creación y de destrucción, así la vida y la muerte eran inseparables. Según sus ideas, todas las personas poseen un “corazón sagrado” que perdura más allá del cuerpo y en donde se guardan emociones, estados de ánimo, valores personales, memoria y voluntad. Este corazón no se contiene en una sola parte del cuerpo, sino que se mantiene fluyendo en él.

Cuando una persona se muere, algunas partes del corazón sagrado se destruyen con el cuerpo, otros regresan el día de difuntos y otros se van con el cuerpo físico hacia el inframundo. En ese Lugar se limpia de la historia personal y los problemas para ser reinsertados en una persona o elemento para comenzar una nueva vida. El inframundo es conocido por los mayas como Xibalbá, lugar acuático y fértil.

Para bajar al Xibalbá se tiene que pasar por un camino con varias pruebas, en donde hay que bajar por escaleras inclinadas, atravesar rápidos de agua y sangre, y pasar por árboles espinosos. Para adquirir el conocimiento que moraba en Xibalbá los sacerdotes y chamanes llegaban al inframundo a través de los ríos, ojos de agua y cenotes, para ellos lo más sagrado se encuentra al interior de la tierra, en donde surge la vida.

Diferentes investigadores han explorado las cuevas y cenotes de Yucatán y Quintana Roo para conocer más sobre los rituales que se llevaban a cabo y que fueron censurados tras la llegada de los españoles. Algunos de los centros de adoración más conocidos son las albercas circulares en las ruinas de Chichen Itzá.

Ven de vacaciones al sur de México, conéctate con el pasado y descubre la magia de la naturaleza.

#BelairCancún



Share: